Open

Bodegones: el arte de lo cotidiano.

Los momentos más creativos ocurren inesperadamente: podemos estar preparando el desayuno, mientras vemos como entra la luz por la ventana proyectando las sombras de algunos utensilios en la pared, haciendo resaltar sus colores y texturas, en ese instante corremos a buscar la cámara para capturarlo por siempre.

Pero claro, no siempre suceden esas condiciones en donde todo converge para crear una obra de arte, por eso es que recurrimos a la composición y un bodegón nos brinda algo muy importante: libertad creativa. Podemos disponer de los objetos, de la iluminación, el ángulo, el enfoque, la técnica, en fin... las posibilidades son ilimitadas.

Lo genial del bodegón es que puede ser de cualquier motivo, ya sea con alimentos u objetos cotidianos como una caja de herramientas, un cofre en la cómoda, una lámpara de queroseno o hasta tu gato tomando una siesta.

Aparte de que los bodegones son muy buenos para el aprendizaje, tanto dibujarlos como fotografiarlos, requiere de cierto conocimiento de la interacción de la luz con las superficies. Y es por eso que me gusta tanto hacerlos, porque cada vez que los hago aprendo algo nuevo.

Cuando comencé con la fotografía el uso de luz artificial me intimidaba mucho, en gran parte porque sabía lo importante que era para que una foto resultara y porque no tenía idea de como hacerlo. 

También pensaba que iba a salir sumamente caro armarme de todo el equipo de iluminación adecuado para lograr una buena calidad de luz, pero afortunadamente estaba equivocada, no estoy diciendo que un buen equipo de iluminación no es necesario, durante al aprendizaje van surgiendo nuevos retos y es posible que necesitemos un equipo profesional, pero lo importante es comenzar y para comenzar hay que utilizar lo que se tiene cerca, puede ser tu lámpara de escritorio, luces de navidad y hasta papel aluminio para reflejar. 

El primer bodegón al que fotografié lo armé en la sala de mi casa, tengo una canasta muy bonita en la cocina donde guardo algunas cosas y sin querer había hecho una linda composición, así que tomé la canasta y la acomodé a mi gusto encima de la mesa de centro de la sala, justamente encima de esa mesa tengo una lámpara de techo, de esas a las que llaman "ojo de buey" y me daba esa sutil iluminación difuminada desde arriba:

"Preparativos".

Para ese entonces no tenía ningún equipo de iluminación profesional y aún así la calidad de iluminación es buena, logré resaltar los reflejos en la mesa y me gusta en general el efecto creado por la luz sobre los objetos. Viendo en retrospectiva me hubiera gustado resaltar un poco más la textura de la canasta, pero eso es lo bueno de practicar, es ensayo y error y poco a poco esos pequeños detalles se van mejorando.

Esta fotografía la tomé en mi último día en Ámsterdam. Alain me regaló unos tulipanes rojos hermosos y sabía que tenía que fotografiarlos para guardar ese recuerdo, así que puse los tulipanes en la mesita de noche del hotel y dejé que la lámpara los iluminara y éste fue el resultado:
"Los tulipanes de Max Brown".



Hoy en día cuento con dos Cajas de Luz (Softboxes) que compré por ebay a muy buen precio, accesible para alguien como yo que no se dedica a esto profesionalmente. Así que si llega un punto en que los recursos de luz con los que cuentas en casa no son suficientes para lo que quieres lograr, recomiendo que compres este tipo de equipo de iluminación, es económico y muy efectivo. 

En youtube también hay muchos tutoriales de softboxes caseros, pero la verdad si tienes el dinero para comprarte uno, hazlo. Hay una gran variedad de precios asequibles.

Este bodegón fue iluminado con dos softboxes, uno colocado al lado derecho posicionado por debajo del horizonte y el otro al lado izquierdo con la luz dirigida desde arriba diagonalmente hacia el rico pan griego;)


Bodegón #4. "A falta de olla. Ajo, pan y cebolla".
Lo importante al fotografiar un bodegón es resaltar los reflejos y las texturas durante la fotografía, fíjate bien que todo esté bien enfocado y encuadrado, más adelante tendrás una muy buena fotografía en la que podrás trabajar y darle tu toque post-producción en la computadora. En lo personal me gusta resaltar los tonos magentas en las fotografías y subirle un poco al contraste de las sombras, pero eso ya es cuestión de gustos. En un artículo más adelante explicaré el procesado de la fotografía en la computadora, para jugar un poco con la paleta de colores y darle ese último retoque a los reflejos y a las sombras.

Ahora un punto importante es la configuración de la cámara, aquí dejo la metadata del Bodegón #4:

Canon EOS 6D
EF 24-105mm f/4
Distancia focal: 105 mm
Tiempo de exposición: 1/30
Apertura: f/8
ISO: 100

Me coloqué a una distancia de dos pies del bodegón e hice el acercamiento con el lente, lo mejor es estar un poco alejados del sujeto a fotografiar, con eso se consigue mejor ángulo y el fondo se oscurece más, también para lograr esto aleja el bodegón del fondo de la pared, mientras más cerca está de la pared más se define ésta. Así que depende al final de que efecto quieras lograr. Recuerda siempre que puedas, no dejar de utilizar el trípode, sobretodo con ese tiempo de exposición que usé.


Otro bodegón. Las flores embellecen cualquier lugar y me encantan los tulipanes.
Espero que con esta publicación haya inspirado a alguien para que intente hacer un hermoso bodegón, pero más que nada a experimentar con la fotografía, a dejar que la creatividad se de gusto y es que al final de cuentas si es algo que nos gusta, nos va a encantar practicar.

Aquí les dejo a uno de mis ayudantes, Olaf :)



3 comentarios:

  1. Nada es tan sublime como una pasión noble por capturar los momentos cotidianos y enaltecer aquellos que están allí y pasan desapercibidos. Viendo tu Blog, entiendo que de eso se trata; Dejar con evidencias tangibles material para la reflexión, para hacer su recuerdo duradero e indeleble.La pasión noble que tienes por la fotografía respira entusiasmo como consecuencia de tu entusiasmo y la alegría por lo que haces y eso hace que las cosas que nos

    ResponderEliminar
  2. rodean cobren sentido y se convierta en algo divino, lo cual representa la búsqueda constante de la paz y la felicidad. te ama Mamá

    ResponderEliminar
  3. Gracias mamá por tan lindo comentario, tu me has enseñado a apasionarme por lo que hago, lo he visto en ti desde pequeña. Te amo, Lili.

    ResponderEliminar